Contacto
Quienes somos

Lanzado

Lanzando con la caña de 2 manos

El equipo para la pesca de salón a mosca

Una pequeña introducción sobre el equipo que necesitaremos para practicar nuestra afición

LA CAÑA

La longitud

Que me perdonen los adeptos de las cañas "cortas", de una mano, pero ahora me centraré en las cañas de dos manos y en el empleo de éstas para la pesca del salmón y con líneas específicas para el lanzado spey. Y ya que hablamos de la longitud para la pesca del salmón las medidas más habituales están entre los 12,5 y los 15 pies. Elegir una medida u otra viene en función de la época y escenario en el que se vaya a utilizar.
Las de mayor longitud se utilizan para grandes ríos, en los que hay que realizar largos lanzados, dominar mejor derivas y correcciones y para pescar a principios de temporada, cuando los cauces todavía llevan mucha agua. Por el contrario, las más cortas las reservaremos para ríos medianos y para la pesca en verano con pequeñas moscas.

La potencia

Aquí digamos que podríamos usar desde cañas de línea 10/11 hasta las del 7/8. Al igual que ocurre con la longitud, las cañas más potentes tienen su razón de ser a principios de temporada cuando los peces son más grandes y el gran caudal de agua y la frialdad de ésta, obligan a utilizar líneas hundidas de mayor peso. Mientras, las cañas ligeras, las dejaremos para el verano, con pequeños salmones, estiaje y , generalmente, líneas flotantes o intermedias y tallas reducidas de moscas. Y ahora que hablamos de potencia, estas modernas cañas de salmón no guardan la misma equivalencia con sus compañeras de una mano. Una caña de dos manos del número 8 podría equivaler a una del 10 de una mano (en ocasiones a más).

La acción

Nos pasa lo mismo que con las cañas de trucha, también nos encontraremos con distintas acciones. Tendremos las cañas rápidas, de acción de punta, tiesas, que están muy asociadas con la forma de pescar y lanzar en los países escandinavos. Cañas muy rígidas, que flexionan sólo en el último tercio, incluso más arriba, de su longitud.
Después vendrían las “medium-fast”, cañas más progresivas, que se adaptan mejor a los distintos estilos de lanzado, en mi opinión más compatibles con la mayoría de configuraciones de líneas existentes.
Por último, las de acción media, más parabólicas (blandas), con una mayor flexión que las dos anteriores en toda su longitud

EL CARRETE

A la hora de adquirir un carrete para la pesca del salmón con caña de dos manos, tenemos que buscar uno con gran capacidad, específico para usar con las voluminosas líneas spey. Primeramente tenemos que rellenar la bobina con unos 100 o 150 metros de backing de no menos de 30/35 lbs ó de 50 lbs, si se tratara de los modernos y finos backings de fibras de spectra o gel spun. Después, tendríamos que añadir una línea, que podría ser de perfil clásico o una cabeza lanzadora ( Shooting Head) para estilo de lanzado escandinavo. Éstas últimas requieren la interconexión de un running ó línea de disparo entre el backing y la propia cabeza lanzadora.

Con todo esto, un gran carrete de bobina de eje ancho o Large Arbor es algo muy deseable y nos facilitará enormemente la recogida de la línea en acción de pesca.
Con el freno no debemos buscar parar un salmón en seco y que el pez no nos saque un solo metro de línea. Uno suave, progresivo y fiable que podamos ir regulando cómodamente a nuestro antojo durante la pelea, más que suficiente.

LA LÍNEA

Creo que, a día de hoy, es en este apartado dónde más deberemos esforzarnos (sobretodo económicamente) por conseguir un buen equipo. La cantidad y variedad de modelos es muy amplia .Tenemos las Long Belly Lines para satisfacer a los amantes del Spey tradicional, las cortas cabezas lanzadoras escandinavas o Shooting Heads para los que prefieren el estilo escandinavo y las gruesas líneas Skagit, para los que les gusta lanzar moscas del tamaño de una madreña. Vamos, que nos encontramos con una gran variedad de perfiles, longitud, masas, etc.

Longitud y peso de la cabeza (head) son dos variables muy importantes a la hora de adquirir nuestra línea, ya que, éstas harán que nuestro equipo (caña + línea), esté o no equilibrado y nos resultará más o menos fácil lanzar con éxito.
Después, tomando como ejemplo las Shooting Head, podemos hablar de cabezas flotantes. De las intermedias, de hundimiento muy lento. Las floating/sinking con distintos grados de hundimiento: F/S1, F/S2, etc. Y por último, las sinking, en las que toda la cabeza tiene un mayor o menor grado de hundimiento, encontrándonos con S1/S2, S2/S3...
Un aspecto a tener en cuenta a la hora de adquirir una línea hundida es que, ésta sea de densidad compensada